Beneficios de un centro especial de empleo

Beneficios de un centro especial de empleo

Centro Especial de Empleo Madrid

Los Centros Especiales de Empleo, conocidos por el acrónimo CEE, emergieron en los años ochenta en España como vehículo de inclusión laboral para personas con discapacidad por constituir como es sabido, el trabajo como uno de los principales instrumentos para una adecuada inserción social.

Para ser considerado un Centro Especial de Empleo de cualquier Comunidad Autónoma, ha de reunir al menos un 70% de trabajadores discapacitados. En cuanto a su naturaleza, características y sectores de especialización, en contra de ideas preconcebidas existe bastante diversidad. Así, nos podemos encontrar con CEE de tamaños muy diversos, que pueden emplear a centenares de trabajadores. Pudiendo dedicarse éstos desde tareas agrícolas a industriales, y cada vez de manera más creciente al sector servicios, e incluso rompiendo muchos prejuicios también a servicios punteros con un alto valor añadido.

Así, podemos encontrar CEE que cumplen funciones esenciales dentro del tejido económico, en sectores como la limpieza, jardinería, artes gráficas, gestión de datos, logística, telemarketing, industrias textiles, de envasado, y un largo etcétera prácticamente inabarcable.

Los Centros Especiales de Empleo tienen un alto compromiso además de con la calidad de sus productos y servicios, como cualquier empresa, con la preservación del medio ambiente, así como con la generación de entornos laborales saludables. Que garanticen el pleno bienestar de sus trabajadores y su realización laboral, que les aporta innumerables beneficios como individuos, contribuyendo a su integración satisfactoria en la sociedad.

Los CEE pueden brindar una gran cantidad de ventajas a las empresas ordinarias, además de servir como Medida Alternativa para el cumplimiento de la LISMI, son un instrumento de integración social, que ofrecen trabajadores cualificados y altamente motivados para el desempeño de una enorme variedad de tareas compatibles con sus discapacidades. De manera que las empresas ordinarias podrán ahorrar mucho tiempo y dinero al externalizar con el Centro Especial de Empleo los servicios que requieran permitiéndoles utilizar ese tiempo en el desarrollo de su propio negocio.

Las empresas ordinarias que acuden a un CEE, además, contribuyen a potenciar su responsabilidad social corporativa, ya que al contribuír fomentando la realización laboral de personas con discapacidad, ofrecen una muestra de sus valores y su compromiso ante el conjunto de la sociedad.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies