Centro especial de empleo Madrid: Un buen cv y fuera nervios son las claves del éxito.

Centro especial de empleo Madrid: Un buen cv y fuera nervios son las claves del éxito.

Centro especial de empleo Madrid

Saber redactar un buen currículum vítae y mantener a raya los nervios: estos son dos factores imprescindibles una vez que has conseguido capacitarte para obtener un buen puesto de trabajo y quieres incorporarte al mundo laboral, en una gran ciudad como Madrid y a través de un centro especial de empleo.

Currículum vítae: las claves

El currículo es tu carta de presentación, en él expones detalladamente tus estudios y tu experiencia laboral, por mínima que sea, para darte a conocer.

Para redactar un buen currículo no solo hay que tener en cuenta lo que expones sino cómo lo expones. Y para ayudarte en esta tarea sigue estos consejos que salen de la experiencia:

    1. La primera imagen es la que cuenta: la redacción debe ser impecable, sin faltas de ortografía y con expresión fluida. Tómate tu tiempo, déjate asesorar y consulta siempre una segunda opinión.

    2. Incluye una fotografía con tu nombre y apellidos: un encargado de recursos humanos puede leer muchos documentos cada día, y si tu currículo le gusta debe asociarlo a una cara: somos personas no datos.

    3. Breve pero denso: incluye mucha información pero no te explayes en ningún tema en particular. Es buena idea citar completamente nuestros datos personales, los nombres de nuestros títulos, centros de estudios, nivel de idiomas, empresas en que hayamos trabajado, fechas exactas, etc. Y de extensión, en torno a los dos folios puede considerarse un tamaño adecuado: si tienes para más, no dudes en utilizar todos los que sean necesarios, pero nunca te repitas ni pongas datos superfluos.

    4. Por último: Personaliza cada ejemplar de tu cv con pequeñas adaptaciones según el puesto a que aspiras. Nunca entregues una fotocopia, imprime tantos originales como haga falta. Y consigue encantar con una redacción expresiva para conseguir una entrevista personal.

Fuera los nervios

Los nervios son algo habitual y normal cuando nos sometemos a una entrevista personal, porque de ella depende nuestro futuro.

No hay problema en que empieces una entrevista ligeramente nervioso, tu entrevistador lo entenderá, y siempre es preferible a empezar pareciendo demasiado seguro.

Pero estos nervios iniciales deben ir disipándose y para ello te aconsejamos:

        1. Mantente seguro: sabes que estás capacitado, la empresa tiene mucho que ofrecerte, pero tú también tienes mucho que ofrecer.

        2. Tu ropa debe ser seria y cómoda; y tu gesto confiado, pero no sonriente ni serio. Mantente erguido.

        3. Ensaya previamente tu conversación, busca alguien con quien practicar la entrevista hasta que tu expresión sea fluida.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies