Medidas alternativas : Adaptarse al lugar del trabajo y viceversa.

Medidas alternativas : Adaptarse al lugar del trabajo y viceversa.

Medidas Alternativas

Hoy en día, las personas con discapacidad pueden incorporarse sin problemas al mercado laboral. De hecho, existe una regulación al respecto que obliga a las empresas, ya sean públicas o privadas, a reservar un mínimo del 2% de su plantilla a personas que padecen este tipo de problemas. Sin lugar a dudas, esta es una excelente medida de integración ya que conllevan que puedan acceder al empleo y desarrollar sus vidas con normalidad.

En general, esta exigencia de carácter excepcional para hacer frente parcial o totalmente al problema que supone la integración de las personas con discapacidad en el mercado de trabajo recibe el nombre de medidas Alternativas y vienen reguladas en el Real Decreto 1/2013. En este sentido, estos sujetos pueden ser contratados por vía ordinaria o, por el contrario, recurriendo a agencias y centros especiales como Labor Plus o al Instituto Nacional de Empleo y sus delegaciones en cada comunidad autónoma.

Además, la aplicación de todas estas medidas Alternativas supone un esfuerzo por parte de las empresas con el objetivo de adaptarse al nuevo personal que va a entrar a trabajar en ellas y a sus necesidades específicas según la discapacidad que posean. Pero, de igual forma, también supone un reto para el trabajador pues tiene que superar sus problemas con el objetivo de integrarse adecuadamente. En definitiva, un proceso del que ambas partes salen claramente beneficiados.

También hay que destacar que, actualmente, las administraciones públicas ofrecen ciertas ayudas a todos aquellos empresarios que ponen en práctica medidas Alternativas para la inserción en el mercado laboral de personas con discapacidad. Por ello, supone una inversión bastante rentable a todos los efectos. Sin embargo, el no cumplimiento de esta obligación supondrá la prohibición de establecer contratos con la Administración, sanciones económicas de hasta 3000 euros por cada puesto de trabajo perteneciente a ese 2% que no esté cubierto y la exclusión o pérdida de determinadas ayudas.

En definitiva, las medidas Alternativas recogidas en las leyes vienen a intentar dar solución al problema que supone la integración en el mundo laboral de las personas aquejadas de algún tipo de discapacidad. Por ello, se trata de obligar pero, a la vez, premiar a las empresas que incluyen en sus plantillas a este tipo de personas así como de dar la oportunidad de desarrollarse y adaptarse a personas con problemas físicos y mentales de muy diversa índole que son perfectamente aptos para trabajar.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies