La discapacidad en el ámbito laboral

La discapacidad en el ámbito laboral

Las personas que padecen algún tipo de discapacidad suponen un total del 15% de la población mundial, y de este porcentaje, aproximadamente un 80% se encuentra en edad de trabajar. Para acceder al mercado laboral, estas personas se tienen que enfrentar a numerosas barreras para acceder al mercado de trabajo en relación con aquellas personas que no padecen discapacidad alguna. El hecho de no poder acceder al mercado laboral les genera una situación de estrés, exclusión social y pobreza extrema. La Organización Internacional de los Trabajadores se marca como objetivo combatir esta situación insostenible y para ello, pone todos sus esfuerzos en sacar adelante diferentes estrategias. Por un lado, la OIT desarrolla campañas específicas de inclusión laboral para las personas con discapacidad, campañas de concienciación y herramientas para fomentar la inclusión de las personas con discapacidad en las plantillas empresariales. Atractivas reducciones o subvenciones fiscales o la creación de cupos específicos dentro de las empresas para estos colectivos han demostrado ser efectivos si bien aún queda muchas distancias que acortar. De otra forma, la OIT se centra en recortar las barreras de contratación y acceso al trabajo a nivel general que se les presentan a las personas con discapacidad. Cursos de formación, ayuda en la gestión de perfiles profesionales y estrategias de protección a los colectivos más desfavorecidos logran acercar el trabajo al colectivo con discapacidad. Los centros de empleo asumen estas líneas estratégicas marcadas por la OIT para lograr que un puesto de trabajo sea cubierto por el perfil que mejor se adapte a las necesidades del empresario sin importar si el trabajador potencial adolece de alguna discapacidad...
Centros especiales de empleo: ¿Cómo funcionan?

Centros especiales de empleo: ¿Cómo funcionan?

Los Centros Especiales de Empleo, o CEE, son empresas especializadas en la integración laboral de personas con discapacidad. El trabajo ha de ser productivo y remunerado, introduciéndolas en un estado de normalidad, mano a mano con sus compañeros trabajadores. Claramente, el puesto y sus condiciones se adapta a las posibilidades de cada persona y su discapacidad. El Centro, que puede ser de titularidad pública o privada, tiene dos posibles funciones: ofrecerle trabajo y ayudarle a conseguirlo en otra empresa. Ambas son complementarias. Gracias a ello, el 65% de los discapacitados encuentra trabajo. Hay como dos modalidades a la hora de comenzar en el puesto laboral: una es la modalidad con acompañante, la otra es la modalidad cotidiana del trabajador que se desenvuelve por sí mismo. Esta no tienen mayores explicaciones y concierne a los discapacitados que no precisan de alguien que les guíe o esté a su lado en el puesto, cuidando por su salud y su producción. La primera es una opción, temporal o permanente, en la que el discapacitado va con un profesional a trabajar. Este le ayuda en sus dificultades, físicas o emocionales, y le apoya a la hora de realizar un trabajo productivo. Su función contempla, tanto desde las primeras jornadas hasta la adaptación completa, tanto un acompañamiento más alargado en el tiempo. Un CEE se forma con una plantilla donde el 70% de sus integrantes son personas con una discapacidad de, al menos, el 33%. Y hay tres tipos: productivos, dedicados a acompañar en empresas con personal discapacitado y los que ayudan en la inserción laboral en otras empresas. Todo comienza poniéndose en contacto...
Economía social e integración laboral de personas con discapacidad

Economía social e integración laboral de personas con discapacidad

Integración laboral de personas con discapacidad Las personas con discapacidad han sufrido durante mucho tiempo discriminación laboral. Este hecho ha llevado a nuestro país a establecer dispositivos de economía social y mecanismos especiales de empleabilidad para favorecer la integración laboral de estos trabajadores con discapacidad. Los CEE, Centros Especiales de Empleo, se regulan en la Ley 13/ 1882 Ley Integración Social de los Minusválidos y nacen para fomentar que las personas con discapacidad profesional puedan adquirir formación, una capacitación profesional y experiencia laboral. Los alumnos de estos centros aprenden y desarrollan distintas habilidades laborales, como puede ser la reducción de la tensión y de los niveles de ansiedad, entre otros; y, hábitos laborales, como pueden ser la adaptación a horarios de entrada y de salida, la normativa sobre prevención de riesgos, sobre seguridad e higiene, la limpieza del entorno laboral, etcétera. Todo ello, les sirve para adquirir cierta polivalencia y flexibilidad para poder optar a las demandadas del mercado laboral ordinario. El acceso al trabajo digno y de calidad es la clave para la integración o inserción social de quienes adolecen de alguna discapacidad, ya que en el mundo laboral: Se fomenta la autoestima. Se consigue la independencia económica. Se fomentan las relaciones sociales. Permite a la persona sentirse útil. En estos CEE se establecen relaciones laborales de carácter especial, ya que por lo menos un 70% de la plantilla, deben ser trabajadores valorados con una discapacidad del 33 % o superior. El centro especial de empleo presta servicios para mejorar las posibilidades laborales de estos trabajadores. Y, para cumplir con sus fines, estos centros de empleo tan especiales...
Centro especial de empleo: Orientación laboral a jóvenes.

Centro especial de empleo: Orientación laboral a jóvenes.

Los Centros Especiales de Empleo son empresas cuya finalidad principal es integrar en el campo laboral a las personas con discapacidades, proporcionándoles un trabajo remunerado, productivo y que sea adecuado a sus características personales para así poder facilitar y hacer efectiva dicha integración. Las personas con pensiones de incapacidad reconocida o con un grado igual o mayor a un 33 % de reconocimiento del Grado de Discapacidad, pueden formar parte de un Centro Especial de Empleo. En Madrid todas las personas que deseen trabajar en Centros Especiales de Empleo, deben acudir a las oficinas de empleo de la Comunidad de Madrid y registrarse como demandantes de empleos, ya que es el primer lugar a donde los Centros Especiales de Empleo se dirigen para solicitar trabajadores. En los Centros Especiales de Empleo cuentan con un personal profesional y altamente capacitado dispuestos a capacitar y orientar a las personas con discapacidades, según sean las características particulares que presente cada una de ellas como por ejemplo mentales, físicas o sensoriales, para poder así lograr su integración laboral y social, y a su vez promover la mayor autonomía e independencia posible de las personas con discapacidades. La edad no es un factor determinante al momento de ingresar al campo laboral, sin embargo, siempre será recomendable que los jóvenes con discapacidades reciban la debida orientación laboral lo antes posible, para así lograr conocer sus intereses, habilidades, capacidades, debilidades, fortalezas, motivaciones, formación, experiencia laboral, cualidades y crear su perfil laboral, con el cual se postulará a los puestos de trabajo. Las personas con discapacidades deben estar conscientes y ser realista sobre cuales son las limitaciones...
¿ Cómo afecta el buen ambiente en el trabajo a la productividad ?

¿ Cómo afecta el buen ambiente en el trabajo a la productividad ?

Centro especial de empleo Madrid Está demostrado que tener un ambiente agradable en el trabajo es primordial y muy importante, ya que ello repercutirá positivamente en la productividad de los trabajadores y, claro está, en el de la compañía. ¿Cómo crear un inmejorable entorno laboral? Es de suma importancia que la dirección de la empresa sepa crear el clima óptimo y consiga de sus trabajadores: 1) Un grado alto de satisfacción en su cometido. 2) Que tengan una cierta comodidad a la hora de realizar sus tareas. 3) Es bastante conveniente que perciban que pertenecen a una comunidad. 4) Marcarles una meta marcada y definida. 5) Conseguir un ambiente cordial entre ellos. 6) Es imprescindible que tanto la empresa como los trabajadores establezcan un vínculo de responsabilidad. 7) Siempre es positivo que las tareas no sean excesivamente aburridas y supongan un desafío. 8) Una buena retribución es importante. 9) Entusiasta cooperación entre los empleados. 10)La identidad en el individuo es muy importante, por tanto, que se sientan parte de la empresa. 11)Si hubiese conflictos resolverlos del modo más adecuado y amistoso. La empresa se verá sumamente recompensada y, por tanto, obtendrá grandes beneficios. Todos sus clientes quedarán satisfechos y felices. Seguramente que prácticamente no tendrá bajas laborales. Un ambiente sano es sinónimo de una marca sana y reconocida. Todos forman parte de un equipo en donde todos los engranajes funcionan con precisión y absoluta corrección. El éxito en la línea de meta estará totalmente garantizado. Y además con trabajadores felices, profesionales, con muchísimas ganas de realizar su trabajo de una forma esplendida. Definitivamente una compañía que logre un magnífico...
Centro especial de empleo: Beneficios para el empresario

Centro especial de empleo: Beneficios para el empresario

Un centro especial de empleo es una empresa cuyo objetivo más importante, es el de brindarles a los trabajadores en condición de discapacidad la posibilidad de realizar un trabajo que sea productivo, por supuesto, remunerado y que esté acorde con sus específicas características personales y que, también, les facilite la integración laboral al mercado ordinario de trabajo. En lo que respecta a los beneficios para el empresario, tenemos que recibirán ayudas en lo referente a la financiación parcial de proyectos generadores de empleo, esto es, la creación o, bien, la ampliación de lo precitados proyectos. Adicionalmente, el empresario recibirá importantes subvenciones, como es el caso de 12.020,24 euros por cada puesto de trabajo que sea creado pero, eso sí, estable, al tiempo que el CEE debe superar el 90 % de trabajadores en condición de discapacidad, respecto del total de la plantilla de trabajadores de la empresa. Otra subvención que recibirá el empresario, consiste en 9.015,18 euros por cada puesto de trabajo que sea creado y que, además, sea estable, siempre y cuando el número de trabajadores en condición de discapacidad del CEE se encuentre comprendido entre el rango del 70 % y el 90% de total de la plantilla de trabajadores. Estas aludidas subvenciones se podrán otorgar, siempre que el CEE (Centro Especial de Empleo) justifique, en condiciones adecuadas, la inversión que se hace en el proyecto para lo siguiente: De un lado, para las subvenciones destinadas a la asistencia técnica, como es el caso de auditorías, viabilidad y demás. De otra parte, para subvenciones parciales de intereses por préstamos de hasta tres puntos porcentuales de interés. Además...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies