Centro especial de empleo: Consejos para los trabajadores.

Centro especial de empleo: Consejos para los trabajadores.

 Centro especial de empleo El mercado laboral se está tornando cada vez más exigente, lo que trae como consecuencia un mayor esfuerzo de adaptación de los trabajadores, a los que tiende a exigirse cada vez más eficiencia y productividad en el trabajo. Mostramos a continuación una serie de consejos que, llevados a la práctica por los trabajadores, ayudarán sin duda a alcanzar ese deseado mayor rendimiento: 1. Tener siempre en cuenta el objetivo a cumplir. El mejor trabajador no es necesariamente el que más número de horas pasa en su puesto, sino el que con mayor eficacia aprovecha el tiempo para alcanzar los objetivos encomendados. 2. Evitar las distracciones innecesarias. El trabajador debe concentrarse en aquello que está realizando y no distraerse con otras actividades de índole privado, como podrían ser, por ejemplo, consultar el móvil o el correo electrónico con excesiva frecuencia. Hay que saber en este sentido desconectar y separar lo privado de lo estrictamente laboral. 3. Modificar determinadas conductas perniciosas. El trabajador debe reivindicar aquello que considera justo y acorde a su labor, pero también debe al propio tiempo evitar hábitos que sean perjudiciales para la empresa, por muy establecidas que estén en la costumbre. 4. Adecuada gestión del tiempo. El tiempo es oro y el trabajador debe saber gestionarlo con acierto, siendo importante para ello llevar a cabo una organización minuciosa de sus diferentes tareas, abordándolas paso a paso y finalizando con éxito cada una de ellas. 5. Iniciativa y responsabilidad. Tener iniciativa e implicarse en los objetivos de la empresa, sin esperar siempre a que sean los jefes quienes marquen las pautas a seguir, aumenta la motivación de los...
Integración laboral de personas con discapacidad: Ayudas para las empresas

Integración laboral de personas con discapacidad: Ayudas para las empresas

Integración laboral de personas con discapacidad Las empresas que contratan a personas con discapacidad pueden acceder a algunos beneficios que la ley ha establecido para aquellas organizaciones tanto públicas como privadas que tienen cincuenta trabajadores o más. En efecto, el Real Decreto Legislativo de fecha 29 de noviembre de 2013 establece que un dos por ciento de la plantilla de trabajadores debe estar integrada por discapacitados, a fin de que la empresa pueda aprovechar los beneficios fiscales derivados de tal obligación. El Estado ha creado leyes y normativas para incentivar la contratación de personas con discapacidad e incrementar la responsabilidad social empresarial. Una de las ventajas de contratar personas con discapacidad resulta en el privilegio que estas tienen en la obtención de adjudicaciones para contratos con el sector público. La integración laboral de personas con discapacidad también genera bonificaciones a las cuotas de la Seguridad Social y subvenciones. Por ejemplo, si la contratación es por tiempo indefinido y a tiempo completo la empresa podrá recibir unos 4.500 euros al año por contratar individuos que tienen una discapacidad igual o superior al 33 %. Una organización puede, así mismo, gozar de una subvención al adaptar un puesto de trabajo. En este caso recibirá unos 901 euros. Además, se puede beneficiar del Impuesto de Sociedades cada vez que incorpore un trabajador con discapacidad por tiempo indefinido. Los tipos de ayudas para empresas son variadas, sin embargo estas tendrán que cumplir con ciertos requisitos como: proporcionar estabilidad laboral al empleado, cumplir sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social, y en los casos de enclave laboral la empresa deberá haber formalizado un contrato...
Centro especial de empleo: Recomendaciones para buscar trabajo en 2018

Centro especial de empleo: Recomendaciones para buscar trabajo en 2018

Centro especial de empleo: Recomendaciones para buscar trabajo en 2018 2017 toca a su fin y se presenta un nuevo año repleto de perspectivas laborales. No desaproveches esta oportunidad y alcanza tus objetivos siguiendo algunas de estas recomendaciones para buscar trabajo en 2018. 5 consejos para buscar trabajo en 2018   Asume nuevos retos: cuando se produce una situación de cambio, es importante adaptarse a las nuevas circunstancias. Amplía tus perspectivas laborales asistiendo a ferias, ponencias o eventos que te descubran nuevos horizontes en tu futuro profesional. Mejora tus aptitudes profesionales: aunque tu perfil se ajuste a las características de una determinada oferta de empleo, siempre se te va a exigir más. Destacar en el conocimiento de idiomas o en el uso de las nuevas tecnologías son dos aspectos que siempre van a jugar a tu favor. Especialízate: fórmate en algo que te entusiasme y que añada valor a tu formación y experiencia en un determinado sector. Para ello es importante conocer cuáles son las necesidades del mercado actual y encontrar ese hueco en el que existe una mayor demanda de profesionales. Aprovecha las redes sociales y el networking: recupera el contacto con viejas amistades y antiguos compañeros de trabajo y mantén actualizado tu perfil, especialmente en las redes sociales destinadas al ámbito laboral. Adelántate a las ofertas de empleo: una candidatura espontánea bien presentada tiene muchas posibilidades de acabar convirtiéndose en una entrevista de trabajo. No te limites a las ofertas de empleo que ya existen en el mercado. Encuentra la empresa en la que te gustaría trabajar, familiarízate con su filosofía de trabajo y orienta tu CV y tu carta de presentación a...
Integración laboral de personas con discapacidad: Consejos para el gerente del S. XXI

Integración laboral de personas con discapacidad: Consejos para el gerente del S. XXI

Integración laboral de personas con discapacidad: Consejos para el gerente del S. XXI La nueva legislación sobre la inclusión de personas discapacitadas en el ámbito laboral supone un reto para las empresas del siglo XXI, ya que la integración debe llevar aparejada un nuevo enfoque de la cultura corporativa. No solo se trata de acatar la ley y cumplir con la cuota establecida a este respecto, sino de contratar a personas que aporten un valor a la empresa en determinadas labores según su discapacidad. Esto es sumamente importante, ya que la contratación fortalece valores como la motivación o el compromiso. Hablamos de la discapacidad y del componente productivo y social. No cabe duda que la selección de personal debe considerar el puesto de trabajo adecuado a cada persona. La discapacidad intelectual, por ejemplo, conlleva cualidades de gran valor. Los individuos que padecen esta disfunción son sistemáticos y perseverantes. Por ello, pueden encajar en cualquier puesto que requiera una labor minuciosa, como ordenanza o jardinero. Lo mismo ocurre con aquéllos que sufren alguna deficiencia física, ya que poseen una gran capacidad de comunicación. Ciertas profesiones, como la de operador, pueden ser desempeñadas sin ningún problema, ya que su limitación no afecta al nivel cognitivo. Para ello, es imprescindible un seguimiento que fortalezca el desempeño de estos trabajadores. Otro aspecto importante atañe a las áreas de recursos humanos, que deben formarse y abrirse a esta nueva realidad. Otro punto esencial en la contratación de personas discapacitadas es el que se refiere a la adaptación de las instalaciones, atendiendo a sus deficiencias. Hablamos de rampas, de servicios acondicionados para las personas de...
La discapacidad en el ámbito laboral

La discapacidad en el ámbito laboral

Las personas que padecen algún tipo de discapacidad suponen un total del 15% de la población mundial, y de este porcentaje, aproximadamente un 80% se encuentra en edad de trabajar. Para acceder al mercado laboral, estas personas se tienen que enfrentar a numerosas barreras para acceder al mercado de trabajo en relación con aquellas personas que no padecen discapacidad alguna. El hecho de no poder acceder al mercado laboral les genera una situación de estrés, exclusión social y pobreza extrema. La Organización Internacional de los Trabajadores se marca como objetivo combatir esta situación insostenible y para ello, pone todos sus esfuerzos en sacar adelante diferentes estrategias. Por un lado, la OIT desarrolla campañas específicas de inclusión laboral para las personas con discapacidad, campañas de concienciación y herramientas para fomentar la inclusión de las personas con discapacidad en las plantillas empresariales. Atractivas reducciones o subvenciones fiscales o la creación de cupos específicos dentro de las empresas para estos colectivos han demostrado ser efectivos si bien aún queda muchas distancias que acortar. De otra forma, la OIT se centra en recortar las barreras de contratación y acceso al trabajo a nivel general que se les presentan a las personas con discapacidad. Cursos de formación, ayuda en la gestión de perfiles profesionales y estrategias de protección a los colectivos más desfavorecidos logran acercar el trabajo al colectivo con discapacidad. Los centros de empleo asumen estas líneas estratégicas marcadas por la OIT para lograr que un puesto de trabajo sea cubierto por el perfil que mejor se adapte a las necesidades del empresario sin importar si el trabajador potencial adolece de alguna discapacidad...
Centros especiales de empleo: ¿Cómo funcionan?

Centros especiales de empleo: ¿Cómo funcionan?

Los Centros Especiales de Empleo, o CEE, son empresas especializadas en la integración laboral de personas con discapacidad. El trabajo ha de ser productivo y remunerado, introduciéndolas en un estado de normalidad, mano a mano con sus compañeros trabajadores. Claramente, el puesto y sus condiciones se adapta a las posibilidades de cada persona y su discapacidad. El Centro, que puede ser de titularidad pública o privada, tiene dos posibles funciones: ofrecerle trabajo y ayudarle a conseguirlo en otra empresa. Ambas son complementarias. Gracias a ello, el 65% de los discapacitados encuentra trabajo. Hay como dos modalidades a la hora de comenzar en el puesto laboral: una es la modalidad con acompañante, la otra es la modalidad cotidiana del trabajador que se desenvuelve por sí mismo. Esta no tienen mayores explicaciones y concierne a los discapacitados que no precisan de alguien que les guíe o esté a su lado en el puesto, cuidando por su salud y su producción. La primera es una opción, temporal o permanente, en la que el discapacitado va con un profesional a trabajar. Este le ayuda en sus dificultades, físicas o emocionales, y le apoya a la hora de realizar un trabajo productivo. Su función contempla, tanto desde las primeras jornadas hasta la adaptación completa, tanto un acompañamiento más alargado en el tiempo. Un CEE se forma con una plantilla donde el 70% de sus integrantes son personas con una discapacidad de, al menos, el 33%. Y hay tres tipos: productivos, dedicados a acompañar en empresas con personal discapacitado y los que ayudan en la inserción laboral en otras empresas. Todo comienza poniéndose en contacto...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies